sábado, 28 de junio de 2008

Lo más chungo de la facultad


Ains, no se me ocurre nada mejor que este dibujillo para definir la situación actual de la carrera en su recta final. Nos acompañó en la apoteósica entrega del reportaje, pero creo que también me sirve como ejemplo de lo acabado que estoy y de todas las asignaturas que me van a ir quedando ahora. ¿Haré alguna vez algo de provecho? Es una pregunta retórica, ya sabemos la respuesta.

5 comentarios:

ricochi dijo...

Algo de provecho? NO

Algo grande en la historia de la humanidad? Sin lugar a dudas, SÍ.

P.D. Dicen que ese muñeco es la fusión de nosotros dos... Danichar? Richani? Hmmm...

Eldan dijo...

Richani me gusta más. El caso es que lo hice fijándome sólo en mí. Por esos días te ganaba en barbas. Pero sí, curiosamente el muñequillo encaja en la forma de vestir de ambos y demuestra estar tan acabado como cualquiera de los dos (aunque en eso también te gano!).

Eldan dijo...

Bueno, bueno, bueno... Al final el dibujillo ha pronosticado a la perfección lo que ha ocurrido eh? Hemos salido por la puerta del suspenso, pero por la puerta grande, como no podía ser de otra forma. La opción lógica de abortar misión habría sido más fácil y menos dolorosa para todo el mundo, pero en fin, de las malas experiencias también se saca algo positivo. Toma parrafada.

Vicen dijo...

Bueno, dicen que quien siembra vientos... En nuestro caso hemos sembrado el suspenso, lo hemos mimado y protegido de las tormentas y, al cabo de horas de sacrifico, un buen suspenso hemos tenido para el almuerzo. Es cierto que estamos acostumbrados a lo contrario, pero supongo que esta vez el buen dios nos miró con despecho y dijo " ¡Que no hombre, que ya estoy hasta los huevos de ayudaros!"
Pero bien pensado, siempre podemos volver a probar en septiembre a nuestro estilo, con el peculiar toque de la casa de no hacer nada hasta que el agua nos cubra la cabeza. ¡Así le enseñaremos a ese buen dios quienes son los que mandan!

Eldan dijo...

Que nooo, que estás equivocando la estrategia. Es mucho mejor tenerle como amigo, antes que enfrentarse a él. Yo creo que intentó ayudarnos, pero amigos, hay milagros y milagros. Hemos jugado con fuego, y como dice el refrán, tanto fue el cántaro a la fuente que al final se rompió. Claro que ya sabíamos que nuestra técnica no era 100% infalible, lo que pasa es que nos gusta apostar fuerte, jeje.