viernes, 26 de octubre de 2007

Difícil situación

A todos nos han conmocionado las imágenes de un joven agrediendo con irracional e inesperada violencia a una chica en el metro de Barcelona. Ahora han concluido que tiene un trastorno psicológico debido a un ambiente familiar problemático. Pero ni eso ni las drogas y ni el alcohol, si es que iba puesto de algo de eso, le pueden excusar de su acción, y debe pagarlo con algo más que con su aparentemente fingido arrepentimiento. En esto coincide todo el mundo, pero yo también quiero hacer referencia a algunos comentarios que he escuchado por ahí y que no me convencen demasiado. Muchos se preguntan por qué los demás ocupantes del vagón no hicieron nada por detener al agresor. ¿Que no es una conducta adecuada? Eso está claro. Pero cualquiera que piense criticar la pasividad de los allí presentes, que antes se ponga en su lugar. Nunca se sabe cuándo un tipo de esa calaña puede llevar una navaja encima, y si estuviéramos en Estados Unidos seguramente llevaría una pistola. Lo cierto es que todos tememos al dolor, al daño o a la muerte. Si usted en esa situación se considera capaz de alzar la voz e incluso el puño cuando hiciera falta, bravo, le felicito y me descubro ante usted. Me resulta triste pensarlo, pero seguramente yo no sería capaz, estaría como los demás que se ven en el video, engarrotado por el miedo. Si en las simples peleas del colegio no somos capaces de separar a los que se pelean por temor a llevarnos un golpe, ¿cuánto peor no será esto?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo peor de todo es que casos como este y aún peores ocurren a diario. El problema está en la propia 'publicidad' concedida por los medios de comunicación con respecto a casos particulares como este. Nadie duda de la atrocidad que cometió este joven, que según dice iba borracho cuando lo hizo, pero creo en gran medida que si nadie lo duda es porque los medios le han dado más importancia de la cuenta con fines lucrativos ¿No es sospechoso que repitan una y otra vez esta noticia? ¿Por qué cadenas como Tele 5 (a sazón creo que la primera que mostró las imagenes)ha pagado 1000 euros para que este chico hable en un programa matinal? ¿Cuantas ofertas más no le vendrán? ¿Se sentirá beneficiada incluso la víctima apareciendo en otros programas de testimonios? Estoy harto del falso periodismo que busca héroes y villanos donde no los hay.

Dani dijo...

Sí, lo peor de todo esto es que no me extrañaría ver algún día la víctima sentada frente al agresor en un programa de estos como la noria, y creando todo un circo mediático del cual todos podemos ser culpables casi sin quererlo.