martes, 22 de enero de 2008

Sombras de Guerra



Hace un par de meses (el 20 de noviembre, sin ir más lejos) salió a la venta el videojuego Sombras de guerra, que ya estaba causando polémica aun antes de estar en el mercado. Este juego de estrategia en tiempo real, producido y desarrollado por la empresa malagueña Legend Studios, ofrece la posibilidad de recrear la Guerra Civil Española a lo largo de 25 misiones, y como era de esperar se puede controlar tanto al bando republicano como al nacional (además de otras tres facciones implicadas en esta guerra: rusos, alemanes e italianos).

A mi vecino le regalaron este juego para los reyes, pero todavía no lo he visto en acción. Técnicamente no me gusta mucho, por lo poco que he visto. Para empezar no me cuadra la estética adoptada. Se mezclan imágenes históricas de archivo con el diseño de personajes que parecen salidos del cómic americano o del manga, no hay más que ver a la guerrillera explosiva del bando republicano que aparece en los trailers o en el concepto artístico. Todo ello me induce a pensar que la profundización psicológica dentro del conflicto será más bien baja. Por las capturas de pantalla se puede apreciar que los gráficos no son nada del otro mundo, y por eso mismo me resulta extraño que el juego pida unos requisitos mínimos bastante altos para funcionar bien.



Resulta delicado abordar un tema tan espinoso como este mediante un videojuego, porque se corre el riesgo de trivializar un capítulo muy oscuro de nuestra historia reciente, cuando además parece que aún quedan algunas heridas sin cicatrizar. La proximidad espacial y temporal es algo decisivo a la hora de determinar qué puede hacer daño a la conciencia social y qué no. Cuando hace unos años FX Interactive desarrolló IMPERIVM II La conquista de Hispania, podíamos controlar ejércitos de íberos y de romanos que luchaban por el control de la península ibérica. Sin embargo, hace muchos siglos de aquellos acontecimientos, nos parece un recuerdo lejano, poco más que una imagen dentro de un libro de historia.

Este caso es bien distinto, ya que estamos hablando de un trozo de historia literalmente vivo. Meses antes de que se publique un juego, ya hay múltiples anuncios y comentarios en todo tipo webs especializadas. Buscando algo más de información sobre el mismo, fui a parar a un foro de la extrema derecha. Los que allí comentaban, bajo los apodos de generales franquistas, exclamaban con alegría la posibilidad de revivir la victoria del bando nacional. De la misma forma, podías llegar, con simplemente escribir el nombre del juego en Google, hasta otra página de la extrema izquierda donde los foreros comentan gustosos la posibilidad de jugar con el bando republicano y cambiar el rumbo de la historia(el juego también ofrece este final alternativo para la guerra).

Pero tampoco podemos ser hipócritas. Hay videojuegos a patadas sobre la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de ellos shooters. Yo he jugado a Wolfenstein, Medal of Honor y Call of Duty. Pero claro, ni te planteas a qué estás disparando porque en primer lugar es mentira, y en segundo lugar, luchas contra nazis. Ahora, esto me hace preguntarme: ¿cómo verán en Alemania estos juegos? Sin duda, pueden remover un amargo recuerdo en más de uno. El peligro de frivolizar la guerra está ahí, con títulos cada vez más cercanos en el tiempo, como Conflict: Desert Storm I y II, que se corresponden con la Guerra del Golfo y la reciente guerra de Iraq, respectivamente. Visto así, el colmo ya ha llegado. No es recrear batallas pasadas o de un futuro inventado, sino presentes y futuribles. Todo ello hace que llegue a pensar si en el juego estamos manejando un conjunto de píxeles o algo más.

Aquí dejo el trailer y la página web oficial: http://www.sombrasdeguerra.com , que está muy completa. Dentro de esta página me llamó especialmente la atención el proyecto "Galería MMS", donde cualquier persona puede enviar desde su teléfono móvil fotos de cualquier cosa que le recuerde a la Guerra Civil (estatuas, plazas, calles, documentos...). Como el tema me parece bastante interesante, espero los comentarios de mis fieles parroquianos habituales y de todo aquel que quiera opinar al respecto.

3 comentarios:

Marina dijo...

Hazme caso: no lo juegues si no quieres acabar cabreado. Yo estaba esperándolo desde hace tiempo, conocía el proyecto y la verdad que pal' tiempo que se han tirado anunciándolo... es malo. Por partes (voy a destripártelo un poco, ya que me has pisado la entrada que estaba preparando pal' blog... jeje):

I. la jugabilidad es regular na' más: el ejército se te pierde por mitad del camino como encuentre un árbol por el medio y los soldados acaban desperdigados.

II. Los gráficos... bueno, tú mismo lo has dicho.

III. Lo de mezclar historia y juego, a mí me gustaba, no queda mal del todo. Raro, pero no queda mal.

IV. Eso sí, la miliciana... ¡¡por favor!! ¡Si al pronto creí que había puesto el Tomb Raider en lugar del SdG! Me da muchísima rabia que se siga utilizando así al personaje femenino. Porque los milicianos o los regulares... tampoco son na' del otro mundo. ¿Por qué no nos ponen un Adonis que dirija el ejército? (Y ya puestos, con un uniforme ligerito como el de la amiga esta...)

En fin, me he desahogao' a gusto... Tal vez cuando pasen los exámenes lo retome de nuevo y me guste más pero la primera impresión es más bien malilla.

(Y mira que tampoco puedo compararlo mucho con otros que haya jugado porque soy más de Aventura Gráfica o Football Manager... así que los "entendidos" de verdad, no quiero ni pensar qué diran)

Dani dijo...

Ya decía yo... Si es que donde se ponga el Age of Empires o el WarCraft III que se quiten los demás.

Adryan dijo...

gracias por pasarte por mi blog
Wow,ese juego de guerra tiene que estar chulo:D
Muchas gracias nuevamente por tu agradable comentario:D