lunes, 15 de diciembre de 2008

Zapatazo a Bush



Sé que no tiene nada que ver con lo que suelo postear en el blog, pero es que es tan divertido... y mucho más que lo hubiera sido si el avezado periodista le atina con alguno de los zapatos. Hay que reconocer que reflejos tiene, el jodio Bush este. Una forma semipacífica-semiagresiva de protestar por los terribles atentados que ha hecho este hombre, uno de tantos dueños del mundo inconscientes que hay por ahí. Además, hay que reconocer el valor y el ingenio de usar un zapato como arma arrojadiza (a partir de ahora supongo que los seguratas harán que todos los periodistas vayan descalzos a las ruedas de prensa).

4 comentarios:

dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
dijo...

Increíble. He visto hoy en el telediario que detrás de este intento de agresión se esconde el peor gesto de desprecio que puede hacer un iraquí. Incluso aunque el periodista hubiera podido lanzarle una silla o algo así, no lo hubiera hecho. Porque por lo visto tirarle el zapato a alguien es el peor de los insultos. Es curioso. Ahora entiendo por qué numerosos iraquíes, zapatilla en mano, golpeaban la estatua gigante de Hussein cuando fue derribada. ¿Te acuerdas?

Eldan dijo...

¡Aaaaanda, claro! No sabía que ese fuera el significado... Pero ya me acuerdo, sí. Son muy curiosos esos matices culturales.

Ludwig Constantine dijo...

Lo peor de todo es que ni siquiera le acertó. Ya podría haber apuntado mejor el nota.