viernes, 19 de diciembre de 2008

Juguetes que no pasan de moda



Todas las navidades asistimos a un alud de anuncios de juguetes en la televisión. Por lo general, cada año hay muchos juguetes nuevos, pero algunos resisten el paso del tiempo con salud. Mi favorito era el Cocodrilo sacamuelas (ains, cómo me hubiera gustado tenerlo…), y me hace ilusión ver que sigue vendiéndose, e incluso de vez en cuando ponen en televisión el mismo anuncio con el que me crié. No sólo es que el bicho resulte majo, ¿qué puede resultar más emocionante que ser el dentista de un cocodrilo malhumorado? He buscado por todas partes en youtube el spot original, pero nada, no lo he encontrado.



Otro clásico de las navidades son los Hipopótamos tragabolas. A este juego le veo menos ciencia, puesto que se limita a aporrear un botón para que tu hipopótamo se zampe más esferas que los de tus compañeros. Sin embargo, la musiquilla del anuncio y los dibujos animados de los hipos comiendo todo lo que había en la mesa también me hacían mucha gracia. Yo tengo un juego parecido a éste, pero mucho mejor. Se llama Dragon Snap, y fue uno de los mejores juguetes que me regaló mi abuela. El concepto es el mismo, cada dragón debe comer más bolas que los demás, pero requiere más habilidad y los piques por comerse las bolas de mayor puntuación eran épicos. A ver si le hago una foto y lo subo, porque realmente está chulo.


También me resultaba entrañable Saltapirata. Nunca tuve especial interés en jugar a este, pero la idea del juego es bastante simpática y el personaje del barril es muy cute.



Y para terminar, dejaré una reflexión personal. Bueno, queda bien decir reflexión personal cuando en realidad es una parida mental fruto de pensar todo el día en chorradas como pianos. Si escucháis con atención los anuncios de juguetes, en un 80% de ellos la voz la pone Constantino Romero. Si Constantino Romero dobló al personaje de Darth Vader, ergo…

3 comentarios:

dijo...

Yo tenía el Cocodrilo Sacamuelas!! De hecho, puede que aún lo conserve. Cuando vuelva a casa de mis padres lo buscaré. Prometo traerlo si lo encuentro para que juguemos unas partiditas. No te imaginas lo genial que es...

Irina dijo...

Oiga, y qué hay de los Playmobil y su barquito pirata o la misma Nancy que era tan apañada e incluso tenía un novio llanmado Lucas. Si es que eres muy chico. A ver si actualizamos un poquillo más el blog, joío

Eldan dijo...

jejeje gracias Té! La verdad es que me hace ilusión, siempre me pareció un juego muy divertido!

Tienes razón, Irina, los Playmobil y Nancy no deberían faltar en esta pequeña lista, pero es que me he fijado sólo en los que me gustaban mucho de pequeño. Por cierto, que en navidad me pasé por el periódico y estabas de vacaciones, joía! :P Ya iré actualizando esto un poco, pero es que ahora mismo no se me ocurre ná ni tan siquiera regular.

Besillos!